El Bitcoin: 4 claves para entender cómo funciona la criptomoneda más importante – Riesgos y ventajas del Bitcoin

Existen miles de criptomonedas en el mundo. Entre ellas está el ethereum, el cardano o el controvertido dogecoin. Pero la más grande de todas es el bitcoin. Sus defensores aseguran que es el “oro digital” que va a poner fin a la supremacía del dólar y que va a cambiar todo el sistema financiero mundial. En cambio, sus críticos hablan de una burbuja que va a estallar en cualquier momento porque no tiene ningún respaldo y se ha convertido en una guarida de especuladores y criminales.

Es como esas cosas que odias o amas. Y como hay miles y miles de millones de dólares en juego, la batalla es a muerte. En este articulo te vamos a explicar lo más esencial sobre el bitcoin respondiendo a estas cuatro preguntas: ¿qué es? ¿cómo funciona? ¿cuáles son sus ventajas? y ¿cuáles son sus riesgos?

Antes de hablar de Bitcoin Es buena idea preguntarse sobre lo que es el dinero común y corriente. Aquí les proponemos que piensen en el dinero como una tecnología diseñada para llevar las cuentas. ¿Las cuentas de qué? Las cuentas de los favores que nos debemos entre nosotros, sobre todo entre extraños. Con los amigos no queremos tener una idea exacta de quién ha hecho más por los demás. Pero entre extraños la situación es distinta. Lo que entre amigos se llama «favor» entre desconocidos se llama «trabajo». Y ahí sí nos interesa tener las cuentas claras. Si tú haces algo por los demás es razonable esperar que los demás hagan algo por ti. Pues bien, es el dinero el que nos ayuda a cuantificar ese «algo».

¿Qué es el bitcoin?

El bitcoin es un tipo de criptomoneda, es decir, una divisa digital que se utiliza como medio de intercambio para comprar y vender productos o como una inversión. No existe físicamente, no lo emite ningún banco central, no lo controla ningún país, como tampoco ninguna empresa. Por eso se dice que es una moneda independiente y descentralizada.

Fue creado en 2009 por un programador anónimo -o por un grupo de programadores- bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, quien se ha convertido en una leyenda entre los defensores de las criptomonedas. En aquel momento el sistema fue programado para generar una cantidad limitada de 21 millones de bitcoin y se calcula que el último de ellos será minado el año 2140.

La idea detrás de la creación del bitcoin -en medio de la crisis financiera de 2008- era buscar una alternativa a un mercado financiero dependiente de los bancos. Como en la actualidad 1 bitcoin vale decenas de miles de dólares, muchas personas compran pedacitos de bitcoin, conocidos como satoshis o sats. Y lo hacen a través de los llamados “exchanges” o plataformas digitales de intercambio, a las cuales acceden desde una simple aplicación en el celular. Es así como una persona en México puede enviar dinero a otra en Japón -de un celular a otro- en cuestión de segundos y sin tener que utilizar un banco. Es decir, se elimina el intermediario.

Entonces podemos decir que: El Bitcoin es una moneda digital descentralizada. «Moneda» porque al igual que el dólar, el peso, o el yen, un Bitcoin sirve para comprar cosas. «Digital» porque solo existe en el mundo de los computadores, no hay tal cosa como un bitcoin de papel. Y «descentralizada» porque a diferencia de los billetes tradicionales, esta moneda no depende ni de los gobiernos ni de los bancos. Esa es la parte importante de la historia. Bitcoin, el sistema, funciona sin necesidad de un administrador y eso tiene unas repercusiones muy interesantes.

¿Cómo funciona el bitcoin?

El bitcoin funciona a través de la cadena de bloques o blockchain. En términos muy sencillos, viene a ser una base de datos en la que se registran y quedan aseguradas todas las transacciones. El blockchain opera a través de una red descentralizada de poderosas computadoras con nodos repartidos por el mundo. Estos nodos están enlazados y asegurados usando criptografía.

Pero, ¿cómo se crea un bitcoin? Las computadoras que están conectadas a la red trabajan día y noche para encontrar una respuesta válida a un complejo problema matemático. Cuando resuelven el acertijo, reciben como recompensa un bitcoin. A ese proceso se le llama minería y los que se dedican a esa actividad reciben el nombre de mineros. Por eso es probable que hayas escuchado la expresión “minar bitcoin” en vez de crear bitcoin. Recientemente este proceso ha sido criticado por su impacto en el medioambiente, ya que las computadoras que se utilizan en la generación de los bitcoins consumen mucha energía eléctrica.

Entonces ahora nos preguntamos: ¿Cómo hace bitcoin para reemplazar al estado y a los bancos?

Lo primero es entender el esquema. En el mundo normal una transacción electrónica se ve así: para que Beto le dé dinero a Alicia él tiene que enviarles un mensaje a los bancos, a los administradores del sistema. Y son ellos los que validan el pago y actualizan las cuentas Mientras tanto del estado está por allí vigilando. En Bitcoin, en cambio, el esquema es descentralizado.

La comunidad está conectada directamente y no hay ninguna autoridad vigile. Acá todo el mundo lleva las cuentas de todo el mundo. La clave está en entender la dinámica del sistema: no es que Beto y Alicia se pasen monedas solitos. Lo que realmente ocurre es que Beto le cuenta a la comunidad entera que quiere pagarle un bitcoin a Alicia. La comunidad primero valida la información, o sea, que se confirma que Beto sí sea Beto y que tenga el dinero suficiente y luego todos anotan que Beto ahora tiene un bitcoin menos y Alicia un bitcoin más. Es así de sencillo.

Las cuentas las mantiene la comunidad y el valor de la moneda está en que la gente confía en el sistema. Pero aclaremos algunas cosas. Primero, todos es anónimo. No es la identidad de alguien lo que se valida, sino su contraseña. La comunidad de Bitcoin sabe cuánto dinero tiene la cuenta de Beto pero no sabe a quién le pertenece esa cuenta. Esto está relacionado con la segunda aclaración y es que son computadores los que se están hablando entre sí, no los usuarios como tal para los usuarios enviar bitcoins es tan fácil como mandar un email, pero para los computadores validar la información es trabajo pesado porque en Bitcoin todo está protegido y recontra protegido por criptografía.

¿Cuáles son las ventajas del bitcoin?

Como todas las criptomonedas, el bitcoin sirve para hacer pagos rápidos y sin intermediario. En ese sentido les resulta útil a quienes envían dinero de un país a otro. Otra ventaja es que -hasta ahora- ha demostrado ser un buen negocio para los que invierten a largo plazo. Y, al mismo tiempo, está ganando una rápida aceptación entre las empresas que administran fondos millonarios como, por ejemplo, los grandes bancos de inversión.

Desde otro punto de vista, algunos defensores del bitcoin creen que esta moneda permitirá una mayor justicia social en los países más pobres, especialmente en aquellos donde la moneda local está devaluada y el dinero es controlado por gobiernos corruptos.

Dicho todo eso ¿cuál es la idea de Bitcoin? Pues si el problema de fondo es encontrar una manera eficiente y segura de llevar las cuentas, Bitcoin es otra tecnología que se prepone hacer lo mismo. Pero con la diferencia de que esta vez no queremos confiarle a nadie el poder del alterar esa información. Nadie con el poder de imprimir dinero y nadie que actualice las cuentas en nombre de los demás.

Las razones para hacer esto pueden ser muchas y muy diversas, pero quedémonos con dos: Una es que el sistema transaccional de los bancos es muy costoso especialmente para los pagos internacionales y la otra que muchos gobiernos tienen la maña de imprimir dinero como locos y esto distorsiona las cuentas (lo que técnicamente se llama «inflación») En otras palabras, depender de los gobiernos y los bancos genera un costo para la sociedad. Bitcoin fue la primera de muchas monedas digitales descentralizadas que pretenden eliminar ese costo o bueno, por los menos reducirlos significativamente.

¿Cuáles son los riesgos del bitcoin?

En el corto plazo, el precio del bitcoin sube y baja como una montaña rusa. Es tan volátil que las autoridades de Estados Unidos y varios países europeos han advertido que la gente podría quedar en la ruina.

Otra cosa a tener en cuenta es que las operaciones no son reversibles. Es decir, así como nadie controla lo que tú haces, tampoco nadie te va a defender. Y si la empresa que almacena tus bitcoins pone fin a sus operaciones o, por ejemplo, sufre un ataque informático, no puedes descartar que tu inversión desaparezca como el humo. Básicamente, no hay garantías. Por eso, dicen los expertos, quien invierte en bitcoin tiene que estar dispuesto a perder su dinero en caso de que las cosas salgan mal.

#bitcoin #criptomonedas #economiavirtual

POR VAFOR COMPARTE ESTE ARTICULO

Publicaciones Similares